Enamora a alguien en la primera cita

Los nervios en nuestra primera cita pueden jugarnos malas pasadas. Tartamudeo, frases incomprensibles, sudoración excesiva o lapsus son algunos de los problemas que pueden surgir como consecuencia de los ellos. Por ello, hemos de tenerlos bajo control para garantizarnos el éxito en nuestra primera cita. Para no generar situaciones que puedan producirnos nervios, hemos de ir a la cita con la ‘lección’ bien aprendida.

1- Ponte en situación antes de salir de casa y practica cómo vas a saludar a tu cita. Puedes emplear un ‘hola, encantado o encantada’ o ‘hola, me alegro de conocerte’.

2- Evita hablar sobre temas absurdos como del tiempo. Esto muestra inseguridad por tu parte y no producirá confianza a la otra persona.

3- No hables de temas comprometidos como política o religión, tantea sus ideales y comenta sólo los puntos que tengáis en común.

4- No muestres tus debilidades o inseguridades, dar pena nada más generará rechazo a la otra persona.

A parte de esto, sin duda, la primera impresión es la que más cuenta. A partir de ella nos hacemos la primera idea de como es una persona y en base a esa idea juzgamos sobre nuestra cita. A parte de controlar nuestros nervios para evitar situaciones incómodas, también deberemos vigilar nuestra higiene y aspecto físico.

1- Lávate los dientes de manera insistente. Así se quedarán más blancos, brillantes y sin restos de comida, ya que es muy incómodo ver una sonrisa sucia. La otra persona pensará que somos poco higiénicos.
2- Además, si sufres de halitosis, hazte un enjuague bucal con algún elixir antes de salir de casa y lleva el cepillo de dientes si vas de cena con tu ligue. Es importante también que lleves chicles y no fumes mucho si eres fumador, porque esto incrementará tu mal aliento.

3- Elige una ropa adecuada. No vayas excesivamente arreglado o arreglada ya que esto dará sensación de desesperación por encontrar pareja y puede producir rechazo en una primera cita. No obstante, tampoco has de ir en chándal o ‘desaliñado’. Elige un outift adecuado para la situación y que te siente bien. Si eres una chica, ponte unos pantalones y una blusa con una americana, por ejemplo. Puedes combinarlo con tacones. No escojas colores demasiado llamativos, ya que hay que ir lo más ‘neutro’ posible. Si eres un chico, puedes usar unos jeans oscuros y una camisa de vestir de un color claro, pero por fuera del pantalón, sin corbata y con las mangas arremangadas.

4- Perfúmate pero no en exceso. El aroma de tu fragancia le hará recordarte cada vez que lo huela, por eso debe ser una sensación agradable y si llevamos mucho perfume, agobia y puede producir incluso dolor de cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *